Primera Comunión 2018

Alegres, entusiasmados y algo nerviosos llegaron los alumnos de 4° básico el pasado sábado 25 de agosto. ¿La razón?, por fin había llegado el día en donde recibirían, por primera vez,  el sacramento de la Eucaristía.

Impecablemente peinados y vestidos, nuestros alumnos recibieron la Primera Comunión acompañados por sus familias, los que visiblemente emocionados, escucharon las prédicas presididas por el padre Andrés Moro, Vicario para la Educación de la Iglesia de Santiago, y del  padre Jorge Marín, Vicario para la Educación de la Iglesia de La Serena.

Conversamos con dos alumnos que contentos nos contaron como vivieron su Primera Comunión:

“Para mí, hacer la Primera Comunión fue bacán. Los días antes, estaba nervioso por recibir a Jesús, pero fue muy emocionante hacerlo. Vino toda mi familia a verme, y lo pasé bien con mis compañeros, intercambiamos santitos y  cuando terminó el día, me sentía mucho más relajado y contento. Además, fue bacán porque pude comulgar en la misa del domingo”.
Cristián Concha Rojas 4°D

 

“Cuando llegué al colegio estaba muy nerviosa porque quería que todo saliera bien, pero también me sentía muy feliz porque iba a recibir a Jesus. Entramos al gimnasio donde estaba todo el mundo, me senté con mi curso y aunque seguía nerviosa entregué las ofrendas con mi familia, ellos me ayudaron porque se me había olvidado qué tenía que hacer.

Cuando me tocó comulgar por primera vez, me tranquilicé mucho, sólo me llamó la atención que la hostia no tenía gusto a nada y lo amargo que era el vino. Mi mamá estaba muy feliz y lloró porque mi melliza Blanca y yo, hicimos la Primera Comunión.

Después, en la sala intercambiamos santitos y yo guardé todos los de mis amigas en una cajita que me regaló una madrina, ella me dijo que todo lo que guardara en esa cajita, era como que lo guardara en mi corazón.

“Mis papás organizaron un rico almuerzo con los postres favoritos de mi hermana y el mío, y en la noche recordé lo lindo y especial que fue este día y le di gracias a Dios”.
María Larraín Hamel 4°A