SEMANA SANTA EN EL CSA

Te invitamos a ver cómo nuestra comunidad Anselmina vivió la Semana Santa a través de las distintas actividades de oración, reflexión y de servicio organizadas para nuestras familias.

 

SEMANA SANTA EN EL JARDÍN INFANTIL

Los más chicos de nuestro colegio participaron de la Última Cena, el lavatorio de pies y de la Resurrección de Jesús junto a sus compañeros de sala.

Ver galería de fotos


 

MISA DE LA CENA DEL SEÑOR

El pasado Jueves Santo en el colegio San Anselmo se realizó la Misa de la Cena del Señor. Liturgia a cargo del padre Jonathan Rollinson OSB, de la abadía de inglesa de Belmont  y en la que participaron apoderados, alumnos y miembros del Movimiento Apostólico Manquehue. Durante el encuentro se conmemora la institución del Sacerdocio durante la Última Cena, así como también, se renueva el mandamiento del amor fraterno a través del signo del lavatorio de los pies. En él, participaron como apóstoles, algunos miembros de nuestra comunidad como apoderados y Jefes del Grupo Scout, entre otros.

La liturgia termina con la Adoración al Santísimo, acompañando a Jesús tal como los apóstoles lo hicieron mientras él rezaba en el Huerto de los Olivos antes de su Pasión.

“Primera vez que voy a la misa del Jueves Santo y tuve la oportunidad de participar en el lavatorio de pies en representación de las Ruta y del Grupo Scouts Mujeres. Al principio estaba nerviosa porque nunca pensé que pudiese tocarle a una mujer participar de esta parte de la liturgia, pero al estar allí pude ver lo importante que es este paso para el Colegio. A lo largo de la misa también pude compartir con una niña que se sentó al lado mio, explicandole ciertas cosas de la misa. Sentí como mi rol de tutora y Scout se vio reflejado tanto en la misa, como en el lavatorio de pies”.
Daniela Espinosa W. IV° A

“La experiencia de participar como apóstol en la misa de Jueves Santo fue muy reveladora, ya que independiente de conocer muy bien el pasaje en la Biblia, el vivirlo le da un significado distinto al gesto que tuvo Jesús con sus discípulos. Uno entiende de manera más profunda como algo tan sencillo tiene un significado tan profundo, en que el el hijo de Dios les muestra la humildad en una acción muy potente (no dejo de pensar que en esos tiempos debían tener muy sucios los pies los apóstoles), en que se muestra amor, cariño y preocupación.
En tiempos en que la humildad y la sencillez son virtudes escasas, es bueno que con un gesto hecho hace más de 2000 años, se nos recuerde el verdadero significado del apostolado, el que se da con un profundo amor al prójimo, reconociéndonos humanos y llenos de faltas, y dando el ejemplo a través de acciones y no palabras vacías”.

Juan Pablo Mac Cawley V.
Apoderado

Ver galería de fotos


 

VÍA CRUCIS FAMILIAR

Todos los viernes Santo nos reunimos como comunidad para acompañar y revivir la Pasión de Cristo. Sus 14 estaciones fueron representada por alumnos, exalumnos y apoderados CSA,  los que a pesar del frío, ilustraron el camino de Jesús a su muerte en la cruz.

Ver galería de fotos


 

SALIDA DE SERVICIO FAMILIAR: UN VIERNES SANTO DIFERENTE

Este año fueron más de 35 familias las que participaron en la salida de servicio de Viernes Santo que se realizó en la comunidad de Las Totoras. Fue una mañana completa en donde hubo Tutoría, misiones  y se arregló la biblioteca del lugar.

Niños de todas las edades, junto con sus padres y apoderados, ordenaron, limpiaron, organizaron e instalaron repisas para los libros de la sala Común. Otro grupo, con palas y chuzos en mano,  plantaron un pequeño jardín en la entrada de la biblioteca.
Agradecemos inmensamente el cariño y gran servicio entregado por las familias participantes.

“Primero, me gustaría dar las gracias al Colegio por darnos la oportunidad de tener un Viernes Santo absolutamente diferente a lo que estamos acostumbrados, fue una experiencia enriquecedora y muy gratificante, tanto para mi como para mi familia.
Nos organizamos en diferentes grupos (tutoría, jardines, hacer repisas y indexar la Biblioteca),  el objetivo era ordenar y arreglar la biblioteca. Cada familia tenía que llevar herramientas para poder hacer el trabajo en el que nos habíamos inscrito. Los niños estaban felices y muy entusiasmados realizando la tarea que se les había asignado.
Fue una excelente oportunidad para compartir en familia y en comunidad. Nos sorprendimos que hay mucha disposición de la comunidad para hacer este tipo de actividades.
Dejo invitados a todos los que quieran unirse para la próxima, porque vale 100% la pena”.
Daniela Jullian
Apoderada

Ver galería de fotos


 

ESCUELA DE SERVICIO: LA ALEGRÍA DE COMPARTIR

El Viernes Santo, La Escuela de Servicio de Tutoría organizó una salida al Campamento Ribera Sur en Colina. Fueron más de 100 personas, entre alumnos y exalumnos del colegio, los que realizaron talleres para niños y adultos, misionaron casa a casa y construyeron una cruz en la plaza del campamento. Lo que marcó la Salida fue la alegría; todos estaban felices, se notaba en el ambiente. Los niños que jugaban fútbol, las niñas que compartían con nosotros, los alumnos que les tocó misionar, los adultos del campamento… en fin, todo fue alegría.

“Para llegar al Campamento Ribera Sur pasamos por la feria de Colina. Me llamó la atención cómo la mayoría de la gente se veía intrigada por este grupo de jóvenes que se bajaban del bus en la mañana de un Viernes Santo. Supongo que no sabían a qué y ni por qué veníamos. Cuando llegamos al campamento nos dividimos en cuatro grupos: talleres, Misión y construcción de la Cruz en la plaza del campamento. Me tocó estar en los talleres de niños. Se veía Tutoría por toda la plaza, desde los niños jugando fútbol o el “tesoro escondido”, hasta otros que simplemente querían conocernos preguntándonos de dónde veníamos y por qué nos habíamos levantado temprano solamente para ir allá, fue bacan verlos a todos tan felices, un espíritu “de niños” que nos hacía querer jugar y salir de la rutina. Terminamos con una colación compartida, una oración y la entrega de la cruz. Fue muy parecido al ambiente de Trabajos y Misiones con muchísima motivación, alegría, entrega. Fue una experiencia donde vi una comunidad unida en Dios, tanto en los niños como en todos los que estábamos ahí.”

María Jesús Guerrero, III°C

Ver galería de fotos