Testimonios de Familias extranjeras del CSA

La temática de nuestra Semana de la Cultura buscó incentivar la acogida y el aprender de los inmigrantes de nuestro país y comunidad. De esta forma, diferentes familias vinieron a compartir generosamente con nuestros alumnos, cómo fue su experiencia

“Mi nombre es YOO RI (ANGELA) KWON, mamá de Ignacio (7D) y de Benjamín (2D).  Soy del Corea del Sur y llegué a Chile hace 31 años, cuando tenía 15 años. Mi papá ya llevaba 3 años viviendo solo y para no alargar más el tiempo de separación familiar, mi mamá tomó la gran decisión de venir a Chile con sus 3 hijos. Soy la mayor de cuatro hermanos y mi hermana menor, Claudia, nació en Chile.

El primer año en Chile fue especialmente horrible. No saber hablar castellano me estresaba mucho, me sentía muy mal… odié a mis papás por traerme a Chile y también lloré mucho. Pero con el tiempo y,  por supuesto, con la ayuda de buenos profesores y amigos, y con mucho esfuerzo, aprendí el idioma y me fui haciendo amigos de a poco, me fui acostumbrando a la vida en Chile.

Ser diferente a los demás no fue tan malo después de todo. Hemos pasado tiempos duros como familia, pero mis papás nunca perdieron la Fe y crecimos viéndolos en sus momentos de oración, de lectio. Gracias a mis padres tenemos la convicción de la Fe Cristiana y participamos en una comunidad católica de coreanos en Chile con quienes compartimos la misa todos los domingos en la Parroquia Santa Filomena, Recoleta.

Llegamos a Chicureo hace 10 años y fue justo cuando teníamos que postular a Ignacio al colegio. Elegimos CSA por cercanía y planteamos nuestra preocupación por el bullying durante la entrevista con el rector de entonces, Cristóbal, pues Ignacio iba a ser el único asiático en el Colegio. Cristóbal nos dijo que estaba seguro que la comunidad del San Anselmo nos iba a acoger sin ninguna diferencia y que sería bueno para todos una oportunidad de aprendizaje de otras culturas. Menos mal que le hicimos caso al rector y decidimos por CSA.

Los valores benedictinos son muy importantes en nuestra vida y apoyamos la enseñanza del Colegio. Nuestra preocupación ahora es que los niños crezcan siendo responsables, tolerantes y que sepan que hay otra realidad fuera de Chicureo… Queremos que aprendan a compartir con los demás y estamos seguros de que podremos lograr con amor y esfuerzo entre familia y Colegio.

Los niños están contentos con el Colegio y con los amigos. Nosotros también estamos muy felices de ser parte de la comunidad anselmina, estamos muy orgullosos del Colegio”.

Yoo Ri (Angela) Kwon   

VER GALERÍA DE FOTOS