Retiro de Promesados Estables

El pasado fin de semana se realizó el retiro anual de los Promesados Estables de nuestro Movimiento Manquehue. Reunidos en la Punta de Tralca, los cerca de 50 miembros de nuestra comunidad vivieron una instancia de reflexión, espiritualidades y encuentro con Cristo.

Algunos de los objetivos de este encuentro  fue profundizar en la espiritualidad benedictina a través de la persona de san Benito y renovarse en la oración.

Benjamín Vásquez, Promesado DSA: “La santidad es, en conclusión, nuestra verdadera personalidad, nuestra vocación más profunda”, esta cita marcó para mí el retiro de promesados. Pude recordar y renovar mi anhelo de santidad, que está vivo en mi interior. Un llamado a vivir mi libertad como hijo de Dios, en mi comunidad manquehuina, “quitándome todo lo que no es mío” y aprendiendo a rescatar de la vida de San Benito todos los ejemplos de santidad más cotidianos”.

Cecilia Adriasola C. Promesada DSA: “Tenéis que nacer de nuevo”Jn3, 7. Ese fue el lema del retiro de Promesados Estables que fue cobrando vida y sentido en mi, transformándose en una invitación personal, en una respuesta y en una evidencia  de que Él está y cada situación es una oportunidad para darme cuenta de su inmenso amor. Además conocí a Benito en una forma muy cercana, como un maestro de oración. Pude ver cómo él enfrenta cada situación de su vida en la confianza del amor y la presencia de Dios que siempre está.  La oportunidad de poner en práctica el silencio y la oración fueron un regalo precioso y también el poder compartir este tesoro con una comunidad en donde encuentro amistad. Doy gracias a Dios que me invita a conocerlo cada día más y me regala esta espiritualidad que me hace tanto sentido y me revela tan hondamente el amor de Dios”.