Promesados Escuela de Servicio CSA

Hola! Soy Gabriella Porfiri, exalumna del Colegio generación 2019 y me pidieron que contara un poco cómo fue el proceso y la ceremonia de promesas de la Escuela de Servicio. Yo personalmente, cuando partí mi proceso de discernimiento estaba demasiado segura que era lo que yo quería, me sentía llamada a seguir con el servicio. El Colegio desde I° medio me motivó a vivirlo, cambiando mi vida radicalmente, haciéndome entender que el servicio era mi vocación, el centro de mi vida que me ha ayudado a escoger la carrera que elegí, a hacer lo que hago y a entender cuáles son mis prioridades.

Cuando tomé la decisión de hacer la promesa fue en un tiempo en el que me sentía vacía después de salir del Colegio, sin entender qué esperaba Dios de mi. Y ahí estaba la Escuela por lo que dije, esta es mi oportunidad. La ceremonia, a pesar de ser distinta a otros años por el confinamiento, fue muy solemne y bonita. Me acuerdo de estar muy nerviosa mientras escribía la promesa y luego, al ser la 5ta en tener que decirla, me temblaba la voz. Luego me sentí en paz porque sé que esta es la misión que tengo que hacer, vivir para servir y devolverle al Colegio las Tan buenas experiencias que me ayudaron a vivir, marcando mi vida. Los motivo a seguir con esta misión una vez que salgan del colegio porque les prometo que la amistad y lo gratificante que es, no se compara ni se paga con nada. Muchas gracias.

Gabriella Porfiri C.