GRAN ACOGIDA DE LA CHARLA SOBRE CÓMO AFRONTAR LA PANDEMIA EN FAMILIA

Cerca de 200 familias y educadores CSA participaron ayer en la charla sobre “Como afrontar la pandemia en familia” dictada por las especialistas Neva Milicic y Soledad López Lérida. Este encuentro fue el primero de un ciclo de charlas que ofreceremos a nuestra comunidad, instancias que forman parte del Plan Aprendiendo y Sirviendo en Familia.

Como esta charla forma parte de un ciclo que se realizará en el marco del Plan Aprendiendo y Sirviendo en Familia, queremos invitarlos a evaluar este encuentro, y así poder ir mejorando estas instancias de apoyo a la comunidad.  Danos tu opinión haciendo click aquí

Si no pudiste conectarte a la charla puedes verla completa, hasta el próximo 7 de agosto,  acá.

Resumen Charla: ¿Cómo afrontar la Pandemia en Familia?

¿Qué es la Resiliencia y cómo podemos favorecerla en la familia?

Como vimos en la charla, esta crisis, si bien es una experiencia difícil, también nos da la oportunidad de aprender algo nuevo y poner ese aprendizaje al servicio de nuestra familia y comunidad, es decir, al servicio del otro. Se ha limitado nuestra libertad externa con el confinamiento, sin embargo, podemos inclinarnos a tener esa libertad en un espacio interno lleno de creatividad, si estamos bien acompañados, rodeados de un ambiente de amor y en confianza.

Para lograr esta receta, primero es muy importante darle espacio al vínculo, pues las relaciones, la familia, las amistades, la comunidad que tenemos, nos ayuda a enfrentar ese mal que podemos estar sintiendo internamente. Es sentir que el otro está disponible para mí. El segundo paso de este recetario, es facilitar el espacio para poner en palabra los sentimientos e ir elaborando las angustias y sensaciones internas. Como mencionamos, el vínculo ayuda a mitigar el dolor y la palabra, conversar lo que pasa, permite darle forma y ordenar los pensamientos y sentimientos. Como nuestro cerebro tiende a ver los aspectos negativos (como temores, angustias, y otros) perdemos de vista la posibilidad de observar las oportunidades, el agradecimiento y la posibilidad de recibir la contención y amor de mi familia. El error es encerrarnos en nuestra mente y pensar que podemos solucionar el malestar de forma completamente autónoma. Hablar y poner en palabra lo que nos pasa, nos permite construir las emociones y despertar la empatía.

La resiliencia no es solamente superar una situación difícil, sino que también aprender de la situación. Permite el emerger de una nueva habilidad y actitud hacia la vida. Al sentir la compañía, la expresión y escucha podemos re-inventar la situación dolorosa de la que estamos atravesando y tener un nuevo desarrollo. Es por eso, por ejemplo, que los cuentos y novelas sirven tanto para construir la resiliencia, pues los personajes son resilientes e inevitablemente depositamos características personales en esos personajes; nos vemos reflejados.

El tercer paso es invitar a la familia a crear espacios para compartir una lectura, contarse cuentos, escribirse cartas entre ustedes, pintar, cantar, bailar y mover el cuerpo. Multipliquemos los espacios para los mensajes positivos ¡Tus emociones y cerebro te lo agradecerán!

El cuarto y último paso para salir de las crisis es la solidaridad, hacer algo para asistir a la necesidad del otro: un hermano/a, hijos, vecinos, e incluso el portero de tu condominio. Esto ayuda a fomentar una educación pro-social, aumenta la autoestima y empatía. Otorga la sensación de competencia y estar haciendo algo bueno por el mundo.

Aprovechemos esta oportunidad para habitar nuestro hogar y profundizar en las relaciones con nuestra familia. Aprendamos a observar entrelinea a nuestros hijos y ver sus talentos, sus fortalezas y potenciarlas aún más. Esta es la clave para fomentar una sana autoestima; que se define mucho por lo que otros nos dicen de nosotros mismos, especialmente la gente significativa para nosotros, si nos creen, nos vamos a atrever.

Construyamos la posibilidad de dar más mensajes positivos a nuestros niños, que de eso se alimentan y crecen.

Cómo afrontar Pandemia en Familia

Archivo de Pan de la resilencia