Procesión Virtual de la Virgen del Carmen

A pesar de contar con un número de fieles más reducido del que se acostumbra, la celebración de la Virgen del Carmen se vivió con entusiasmo a través de las redes sociales, donde más de 4000 devotos siguieron la transmisión en vivo desde el Santuario de la Inmaculada Concepción, llenando estos espacios con peticiones a la Madre misericordiosa.

Este año, el ahora Arzobispo de la Arquidiócesis de Santiago, Celestino Aos, presidió la celebración en un momento sin precedentes, no solo a nivel mundial sino a nivel social y político en el país. El obispo encomendó a asistentes y seguidores de la celebración, a invocar la protección de María del Carmen, diciendo que “en estos momentos difíciles que nos toca afrontar, peregrinamos nuevamente a esta cumbre, para contemplar a María”.

Construyendo una nación de hermanos

“Virgen María, míranos a tus pies en este cerro San Cristóbal, desde donde bendices a Santiago y Chile entero”, dijo Aós, en su homilía. “Hacíamos peregrinación contigo por las calles; este año, tu imagen peregrinó por las calles, pero lo importante es que cada uno de los chilenos y chilenas, cada una de nuestras familias te quiera, te venere, te rece y te ame”.

Asimismo, el obispo señaló que la sencillez y el amor con las que María vivió su vida, son grandes señales para todos los momentos, especialmente este que vivimos. “Andamos doloridos, desconcertados, inquietos por caminos de convivencia nuevos”. Celestino también dijo que, para afrontar las diversas dificultades de estos tiempos, necesitamos medicinas, leyes y acuerdos nuevos, pero sobre todo, necesitamos amarnos unos a otros, y el amor es “atención, respeto, acogida, ayuda, alegría de compartir”.

“Virgen María, enséñanos a amar. Enséñanos a convivir como hermanos. Queremos construir una gran nación de hermanos donde cada uno tenga pan, respeto y alegría”, concluyó*.

 

“Hola mi nombre es Cecilia Gutiérrez y les quiero contar mi experiencia de este año en la procesión de la Virgen del Carmen. Yo antes de la cuarentena iba todos los años a la procesión caminando pero este año fue distinto por la cuarentena,  la vi por la tele y también fue un poco más corta de lo normal, pero lo encontré muy linda e interesante ya que de todas formas iban a rezarle a la Virgen. También me gustó una parte donde salía que llevaban a la Virgen por todo Santiago en una camioneta y en especial pasaba por los lugares de más necesidad eso me gustó porque me invitó a servir y ayudar a los demás aunque tenga dificultades”

Cecilia Gutiérrez Adriasola 6° C

*Fuente: Iglesia de chile.