Exhortación apostólica postsinodal Christus vivit a los jóvenes y al pueblo de Dios

Sumándonos al masivo lanzamiento de la Exhortación Apostólica “Christus Vivit”, queremos acercar a nuestra comunidad el contenido de esta encíclica especialmente dirigida a todos los jóvenes de la Iglesia.

El Vicario de la Esperanza Joven, el obispo Cristián Roncagliolo, se refiere a este documento como uno que “recuerda algunas convicciones de nuestra fe y la vocación. Pero también nos deja propuestas claras sobre la renovación eclesial […] El nombre Cristo Vive expresa algo más que la presencia de Dios entre nosotros, refiere a una Iglesia que puede ser tierra nueva, sagrada y para el mundo de hoy, tierra de esperanza”.*

En esta encíclica, el Papa interpela a todos los jóvenes que, ya sea por su edad o energía de espíritu, tienen todas las herramientas para impulsar los cambios necesarios que necesita el mundo. La invitación al cambio se detiene en diferentes puntos que cada uno podrá reflexionar en profundidad.

Te invitamos a revisar la Exhortación apostólica postsinodal Christus vivit (pincha aquí)

Dentro de la Semana de la Cultura nuestros alumnos reflexionaron sobre el fenómeno migratorio y queremos destacar muy especialmente las palabras que dedica el Papa a este tema:

“Las historias de los migrantes también son historias de encuentro entre personas y entre culturas: para las comunidades y las sociedades a las que llegan son una oportunidad de enriquecimiento y de desarrollo humano integral de todos […] Pido especialmente a los jóvenes que no caigan en las redes de quienes quieren enfrentarlos a otros jóvenes que llegan a sus países, haciéndolos ver como seres peligrosos y como si no tuvieran la misma inalienable dignidad de todo ser humano”

Asimismo, el Papa reflexiona sobre los migrantes dando nuevas luces sobre cómo comprender su aporte en nuestras vidas más allá del sincretismo cultural. El Sumo Pontífice declara cómo estas personas “nos recuerdan la condición originaria de la fe, o sea la de ser forasteros y peregrinos en la tierra”. Por esta razón, debemos sentir aún más estrecha nuestra relación con quienes buscan mejores oportunidades de vida en nuestro país.

*FUENTE: www.iglesia.cl