MES DE SERVICIO: TODO LO QUE TIENES QUE SABER

La Comunidad Anselmina se pone a Servir”

Sabemos que como país estamos viviendo un tiempo especial, en el que muchas familias necesitan de nuestra ayuda y apoyo. Es por esto que en este Mes de Servicio queremos invitar a la Comunidad Anselmina a sumarse, dentro de sus posibilidades, a las diferentes iniciativas e instancias de servicio.

Ver vídeo inicio Mes de Servicio

¿CÓMO PODEMOS SERVIR?

Jardín Infantil a 2º básico Balones de gas para el CSL
3º a 6º básico Canastas familiares para el CSL
7º a IIº medio Canastas familiares para el CSL
IIIº a IVº medio CSA ayuda el CSA con canastas familiares


*Este mes no tendremos campaña del Kilo solo participaremos de estas iniciativas.

Meta por Curso:
Jardín Infantil a 2 básico: 10 Balones de Gas por Curso

Valor Balón de Gas: $15.000
Total por curso: $150.000 ($5.000 por alumno aprox).

3° básico a IV° medio: 10 Canastas Básicas
Valor Canasta Básica: $30.000
Equivale a apoyar a una familia de 4 personas.
Total por curso: $300.000 ($10.000 por alumno aprox).

Las donaciones serán recaudadas a través de las delegadas de cada curso hasta el 31 de agosto.

Si  puedes aportar también de otra manera comunícate con:
Jaime Adasme
Encargado de Servicio
jadasme@colegiosananselmo.org

CONOZCÁMOS A NUESTRO COLEGIO HERMANO SAN LORENZO

El colegio San Lorenzo es un colegio Particular subvencionado, ubicado en la comuna de Recoleta, formado por 1.020 alumnos de 752 familias. Con ellos compartimos no solo nuestro Proyecto Educativo sino también nuestra búsqueda en la Fe.

Ver sitio Web del colegio San Lorenzo

 

¿QUÉ ES EL MES DE SERVICIO?

Durante el mes de agosto reflexionamos sobre el servicio y cada comunidad sale al encuentro de los más necesitados mediante un proyecto concreto.

En este mes buscamos también ser especialmente acogedores en nuestra vida cotidiana: viendo a Cristo en el otro, abriendo el corazón al amor, haciendo espacio en nuestra mente y nuestros quehaceres para escuchar y atender a las necesidades de los demás.

De esta manera nos unimos a la Iglesia chilena en el mes de la solidaridad y en la fiesta de san Alberto Hurtado, vamos descubriendo la presencia de Cristo en el prójimo, aprendemos que las necesidades de los demás nos incumben y cultivamos la amistad entregándonos juntos a una misión en común.

Enfatizando el servicio durante este mes, buscamos hacerlo parte de toda nuestra vida.