Convivencia escolar: Pasatiempos en internet

En el caso en el que sus hijos estén utilizando entretenimientos en línea, o pasando algún tiempo en internet, revisen estas sugerencias para ayudarles a establecer límites y reglas que permitan su uso adecuado.
¡Anselminos juntos por el buen trato!

Queremos entregarles algunas sugerencias para establecer límites y reglas que permitan un uso adecuado de los pasatiempos en internet y favorezcan el autocuidado.

  1. Conversen sobre los riesgos y beneficios de Internet y las redes sociales, enseñándole sobre un uso responsable y seguro, asumiendo el rol de mentores digitales.
    Recuerda que Internet es un espacio público con millones de usuarios y en el mundo online también hay peligros. Si vas a dejar que tu hijo(a) acceda a este espacio, entonces lo ideal es que tú lo conozcas mejor que él o ella, lo guíes y te conviertas en su mentor digital. Todos los celulares tienen opciones para llevar un control parental.
  2. Crea acuerdos con tu hijo(a) para regular horarios, y lugares donde sí se puede y no se pueden usar dispositivos electrónicos. Por ejemplo, momentos de comidas, celebraciones, al despertar, salas de estar, patios, entre otros.
  3. Acordar un lugar donde guardar los aparatos para acceder a estos pasatiempos. Consolas, tablets e incluso celulares. Se recomienda guardarlos fuera de los dormitorios, porque evita caer en tentaciones en tiempos destinados a descansar.
  4. Comprometerse a tener perfiles privados: compromiso a que todos los integrantes de la familia tendrán perfiles privados y sólo interactuarán con personas que conocen en la vida real.
  5. Acordar pasatiempos que no son permitidos como familia, como juegos, series o páginas de entretenimiento. Es importante que se converse y argumente por qué estos espacios no son permitidos en tu familia, y que esto no sea percibido como una decisión aleatoria. Por ejemplo, algunas series con ciertos contenidos, juegos considerados violentos, youtubers que usan lenguaje inapropiado, etc.
  6. Generar espacios de confianza donde todos los miembros de la familia puedan participar y aprender en conjunto sobre un uso responsable de la tecnología. Preguntar y conversar ante cualquier duda sobre contenidos, mensaje o imágenes.
  7. Ejemplo de autoregluación: Es importante que seamos un ejemplo para nuestros hijos, autoregulando nuestro propio uso.
    Si quieres que tu hijo realice un uso seguro y responsable de la tecnología, ¡tú debes ser su primer ejemplo!
  8. Acordar la supervisión que realizará el adulto, esto con la finalidad de modelar la conducta y acompañarlos en el mundo digital.