Retiro profesores I: “No temas, que yo te he rescatado, te he llamado por tu nombre. Tú eres mío”. (Isaías 43, 1b)

En la tarde del jueves, viernes y la mañana del sábado los tres colegios de Manquehue vivieron el retiro 1 de profesores en el Santuario de Auco, donde un grupo de educadores y funcionarios vivió tres días de comunidad y oración bajo el lema “No temas, que yo te he rescatado, te he llamado por tu nombre. Tú eres mío”. (Isaías 43, 1b)

Con una activa asistencia, realizaron los trabajos en grupo y se vivió cada jornada en profunda alegría, contemplación y unión de comunidad.

testimonios

Francisco Carrimán U., Administración: “Mi experiencia en el retiro fue una experiencia completamente enriquecedora, una experiencia que creo que todos debiéramos abrirnos a la posibilidad de vivir por lo menos una vez, la verdad es que no tenía una idea muy clara de como sería y me llevé una gran sorpresa, desde la llegada hasta la salida nos atendieron de manera increíble, tuvimos espacios de reflexión en grupo y de forma personal; y aunque es un retiro bastante intenso en términos de actividades se hace muy llevadero por la forma en que lo plantean, en la que se vive y de la manera en la que te acompañan. Definitivamente lo recomiendo como un regalo para el espíritu y para el encuentro con lo que llevamos dentro, además de ser un espacio en el que nos permite ver a la persona que hay detrás de cada uno de nosotros, estrechar lazos y

valorar ser parte de una comunidad como el CSA. Agradezco mucho la gestión que hay detrás del retiro y la participación de todos los que hacen posible vivirla así,

como una tremenda Experiencia”.

Elena Rivero M., Comunicaciones: “Estos días tuve la oportunidad de vivir una experiencia muy enriquecedora que me permitió parar en mi rutina diaria, para dar tiempo al encuentro con Dios, entregándome momentos de paz interior e instancias profundas de comunidad, que se agradecen enormemente. Estoy feliz de haber participado y ya espero la próxima invitación”.

Alejandra Stark, profesora Historia: “Haber tenido la oportunidad de asistir al retiro fue una tremenda oportunidad y regalo. Por un lado, la posibilidad de compartir con compañeros de trabajo en un ambiente diferente, sin interferencias enriquece los vínculos humanos de nuestra comunidad anselmina. Además, el poder encontrarnos con nuestra espiritualidad en un espacio pensado para que nos conectemos realmente a través de la oración y la lectio, fue para mi muy espacial.  Muchas gracias a todos y todas tanto a quienes con tanto cariño organizaron el retiro como a todos y todas quienes compartimos en Auco”.