JORNADA PASTORAL EDUCADORES Y FUNCIONARIOS: MES DE SERVICIOS

Este martes fue nuestra Jornada de Pastoral del mes de servicio para Educadores y funcionarios, y lo vivimos desde nuestra formación benedictina con el lema “No he venido a ser servido, sino a servir”. Nos unimos como comunidad a realizar tres tipos de trabajos dirigidos a las necesidades de la Fundación las Rosas. Estos fueron realizados por profesores, auxiliares y funcionarios a través de manualidades para las terapias ocupacionales, la costura de pecheras, y el armado de los kits para las colectas, en ayuda directa a sus residentes. También fue un tiempo donde salimos de nuestro confort prestando oídos a nuestros hermanos(as) y brindando una verdadera ayuda a los más necesitados.

Nicole Vallejos, (PJ IIIºC): “Me encantan estas Jornadas de Pastoral donde trabajamos en equipo para poder ayudar a otros ¿qué mejor? Ayer se vio cómo la Comunidad completa trabajaba con un mismo objetivo. Los que estaban sentaditos arriba en modo “zen” con sus manualidades y el caos e intensidad de la producción abajo en “cancha”. Me quedo con el ambiente vivido ayer: el trabajo colaborativo y la energía que le ponemos cuando se trata de “servir”, me sorprendió que todos lo estaban pasando genial, el ambiente fue pura buena onda. La mejor actitud para comenzar este hermoso mes de Servicio.

Catalina Sánchez, (Académico 1ciclo): “San Benito instituye una Escuela de Servicio Divino donde vamos aprendiendo a amar a Dios y a los hermanos. Eso sentí ayer! Fue increíble ver a todos las personas que trabajamos en el colegio juntos por una misma misión:  ayudar a la Fundación las Rosas.  Unos armaban cajas, otros arreglando cosas con manualidades y otros cosiendo los baberos para los abuelitos.  Además fue una instancia para compartir con personas que no vemos en el día a día, siento que así se va haciendo una comunidad ampliada:  comunidad Colegio.

Gracias por todo los organizadores, fue muy enriquecedor y feliz de ayudar por una buena causa”.

Claudia Aguirre, (PJ PkºE): “La verdad me gustó mucho la actividad de ayer sentí que si era una verdadera ayuda. Me tocó estar en el armado de las alcancías,  tenía que sacar los bananos y poner las alcancías dentro del banano, en un comienzo cuando las sacamos estaban muuuy enredadas y pensé esto es imposible,  pero me puse a trabajar y mientras lo hacía pensaba cuantas veces mi cabeza o vida está igual de enredada y no veo salida,  sin embargo cundo te vas entregando y sin angustia sigues trabajando, este montón de bananos comenzó a desenredar igual que en mi vida cuando veo que es un caso sin salida, las cosas se desenredar y van saliendo bien y al final tanta angustia en un momento no era necesario. El servicio fue de doble sentido una ayuda a otros y por sobre todo una ayuda a mí misma”.

Verónica López, Prof. Convivencia Escolar: “El día de ayer en la jornada de pastoral, viví mi primera experiencia en el mes de servicio. Quedé sorprendida y con una gran sensación de gratitud de pertenecer a una comunidad escolar que demuestra unión, humildad y alegría al ponerse al servicio de los demás. El tener un mes completo destinado al servicio es algo nuevo y estoy muy feliz de poder participar y ser parte de esta gran comunidad que nos invita a reflexionar sobre ponernos al servicio del prójimo en todos los ámbitos, haciéndonos el llamado que todos estamos invitados a servir”.

Nilton Sepúlveda, Prof. de Fútbol: “Primera vez que participo en una actividad así. Me tocó ayudar en manualidades que aparte de servir de terapia para mí, el propósito con el cual se realizó, es aún más gratificante. Estar junto a todos realizando diferentes actividades con un lindo propósito me dio mucha alegría. Lo pasé genial.

Paula Vera, Ciencias (Laboratorio): “Te cuento que la jornada de este martes 2 la viví con mucha alegría, me sentí muy cómoda compartiendo con todos el trabajo de ayuda que estuvimos haciendo. Me gustó mucho la alocución de Paula Baeza, fue un testimonio muy lindo y verdadero. Me quedé con tres frases bellas: “En todo amar y servir”; “Ver a Cristo en el otro”; “Aprender a ver a Dios en los demás”… creo que si tan sólo hiciéramos esto, seríamos inmensamente felices”.

Anita Guerra, Secretaria Académica: “La verdad es que me encantó la jornada. La viví con mucha alegría, la motivación de saber que las horas que trabajamos eran con un objetivo tan sencillo pero tan valorado para otros.  Me quedo con lo reconfortante que fue poder ayudar, poder servir y también compartir con personas de otros departamentos o áreas que en el día a día no tenemos la oportunidad de hacerlo. Lo que más me sorprendió, fue ver el entusiasmo de todos, realmente maravilloso que independiente de tu cargo o puesto en el colegio ese día todos éramos servidores. ¡Más instancias así por favor!”