Esta semana termina el mes de la solidaridad y también el domingo es el plebiscito de salida de la propuesta constitucional. Sin duda ha sido un mes importante, de mucho aprendizaje para nuestros alumnos y alumnas, en el cual han comprendido del valor del servicio al prójimo para llevarlo a la vida diaria y han reflexionado en torno al proceso constituyente que está viviendo nuestro país.

La comunidad escolar realizó actividades de reflexión para abordar el plebiscito de salida este 4 de septiembre.

Los alumnos(as) de 3º a 6º, aprendieron, en su curso y junto a su profesor jefe, de manera muy sencilla, en qué consiste el plebiscito (votación en que los adultos eligen cuáles prefieren que sean las normas más importantes del país).

El miércoles 17 de agosto, todos los alumnos(as) de 7º a IVº medio compartieron sus reflexiones entre sus pares y con compañeros de los diferentes niveles.

Los alumnos(as) de 7º y 8º aprendieron qué es una Constitución y reflexionaron sobre los desafíos relacionados con la propuesta de cambiarla.

Desde IIº a IVº Medio, pudieron conversar y aprender más sobre las Propuesta de la Constitución, especialmente en lo que refiere a los principios y derechos fundamentales.

En todas las actividades primó un espíritu democrático y encarnación de las características benedictinas.

Destacaron especialmente:

  • la búsqueda de la verdad y el bien común: Interés genuino por entender el momento que vivimos como país /plebiscito/propuesta de Constitución, y el reconocer que esa búsqueda es permanente.
  • camino comunitario y participación activa: A pesar de que solo algunos de los alumnos(as) deberán votar en el plebiscito, la actitud y seriedad con que participaron da cuenta de niños y jóvenes que se reconocen parte y corresponsables del país en que vivimos, que entienden y reconocen que todos, niños y adultos, están llamados a aportar en el desarrollo de nuestra patria.
  • Escucha y acogida, respeto; búsqueda de acuerdos, aceptación de las diferencias: En cada grupo hubo un momento para compartir las emociones que están sintiendo, reflexionando sobre cómo cada uno se ve afectado por ellas.

El Dialogo tuvo como centro la pregunta por cómo alcanzar el bien común, la reflexión sobre la necesidad de pensar en las necesidades de todos y valorar quienes trabajan por ello, respetando a quienes piensan diferente, entendiendo la importancia de ponerse en el lugar del otro.

  • Orden/Cumplimiento de las normas: Cada grupo estuvo liderado por los mismos compañeros, y acompañado por un adulto moderador.

Destacamos el compromiso con que todos los alumnos, líderes y participantes, se sumaron en esta instancia.